"¡a comer!"

un bronce de Bruce Krebs.

Esta escultura mural me hace reir.
Me imaginé a una familia de protestones; el padre, la madre y el niño. Comen y no están contentos que se les moleste. Es una comida de ceremonia?.. una comida de negocios? No, una sopa, una botella de vino tinto están allí para precisar el especto rústico de esta comida. Rústico pero consagrado!






Esta situación de intimidad necessita un medio ambiente. Pues me planteé la cuestión cómo expresar un lugar que no rompe (visualmente) la dinámica de esta familia.
Entonces hice la aproximación con otra escultura, la de esta cara que había emprendido un año antes y que no encontraba resultado (es a menudo más fácil comenzar una escultura que terminarla).

Armé los dos. Modifiqué mi gran cara abriéndole excesivamente la boca y dándole una expresión de dolor para que no acompañe el espíritu de la pequeña familia sin oponerse... una clase de cohabitación entre los que no estan contentos y los que sufren.






 





Permanece un último punto relativo a la posición de la obra en el espacio. Colocada sobre un zócalo, esta obra habría tomado un carácter "serio" mezclando pesados símbolos. Más bien opté por una escultura mural. Trocear la parte del cráneo de la gran cara para que dé la impresión de salir de la pared. Es menos grandilocuente...



 


Bronce patinado - altura: 37,5 cm, anchura: 15,7 cm, profundidad: 22,5 cm



¿Quieren volver a

la galería de escultura?


----->
 

Bruce Krebs, taller de esculturas
9 ter calle Amelot, 17 000 La Rochelle,
Charente Marítima, Poitou-Charentes, Francia, Europa.
Para enviarme un Correo electrónico:atelier.bruce.krebs@wanadoo.fr